Creación de una comunidad: Chicago y Los Ángeles, 1900–1965

Los años entre 1900 y 1965 fueron testigos de un crecimiento masivo de la población y cambio en los Estados Unidos. Los inmigrantes y los migrantes eran arrastrados a las ciudades de EE. UU. por la abundancia de empleos no cualificados y semicalificados, además de otras oportunidades económicas que ofrecía una sociedad en plena industrialización. Los nacidos en el exterior se enfrentaban y competían contra los estadounidenses de descendencia africana, mexicana, asiática y europea. Las ciudades se convirtieron en lugares donde los recién llegados y los nativos negociaban su lugar en una nación en pleno cambio.

Chicago—Ciudad de vecindarios

Chicago—Ciudad de vecindarios

Para el año 1890, Chicago florecía con una población de un millón, el 80% eran nacidos en el extranjero o hijos de inmigrantes. Al igual que en muchas ciudades, los residentes de Chicago respondían de diferentes maneras a una diversidad cada vez mayor. Algunos recién llegados se mudaban para estar cerca de otros de la misma nacionalidad o religión. Muchos luchaban por mejorar sus condiciones de vida, pero la raza a menudo determinaba las oportunidades.

Chicago, 1931
 

Bronzeville

Alrededor de la década de 1930, el vecindario de Bronzeville en la parte sur de Chicago albergaba a un cuarto de un millón de migrantes afroamericanos, la mayoría del sur rural. En las cercanías los residentes blancos escapaban a otras partes de la ciudad y suburbios, lo que llevó a un "Cinturón negro" segregado de los blancos de Chicago. A pesar de varios desafíos, una red de instituciones de negros que incluían negocios, clubes de música, grupos sociales, e iglesias sirvieron de sostén para la comunidad.

Música Góspel en Bronzeville

El artista de blues Thomas A. Dorsey migró desde Georgia a comienzos de la década de 1900. Dorsey, un líder del género de la música góspel que emergía en ese entonces, dirigió el coro de la Iglesia Bautista Peregrina del sur de Chicago durante sesenta años. La iglesia ocupaba una antigua sinagoga, la cual aún exhibe su Estrella de David.

Iglesia Bautista Peregrina, 1941

Thomas A. Dorsey, fines de la década de 1920

Grabación Góspel, 1932

Reproducción de partitura de música góspel, 1952

Estrella de David, elemento arquitectónico, 1892

Los Ángeles—Ciudad de Promesa

Los Ángeles—Ciudad de Promesa

Desde su fundación en 1781, Los Ángeles ha estado bajo banderas estadounidenses, mexicanas y españolas. Ya en la década de 1930, se había convertido en una de las áreas metropolitanas más grandes y más diversas. Los Ángeles atrajo a personas del país y del mundo con la promesa de mejores empleos y la libertad de buscar oportunidades más variadas. Si bien muchos vinieron y prosperaron, otros se enfrentaron a desafíos.

Imagen aérea de Los Ángeles

La Esperanza, La Plaza/El Pueblo, centro de Los Ángeles, alrededor de la década de 1950

Reuniones en La Plaza

Ezequiel Moreno, un nativo de Zacatecas, México, comenzó una panadería en su casa en 1918, y en la década de 1920 se trasladó a La Plaza en el corazón del centro de Los Ángeles. Nombró a su panadería La Esperanza. Pronto se vio frecuentada por clientes de varios segmentos de la comunidad de Los Ángeles.

Los inmigrantes mexicanos, los empleados del centro y las estrellas de cine de Hollywood iban a comprar pan, café, platos tradicionales mexicanos y almuerzos “estilo estadounidense”.

Ezequiel Moreno en la fachada de La Esperanza, alrededor de la década de 1940

Empleados dentro de La Esperanza, alrededor de la década de 1950

Cartel de neón exterior de La Esperanza, alrededor de 1950

Los colores rojo, blanco y verde del cartel de La Esperanza reflejan la herencia mexicana de Ezequiel Moreno, propietario de la panadería. El ancla simboliza la esperanza y el establecimiento de raíces en su nuevo país.


A su derecha, encontrará la próxima sección para New Americans, Continuing Debates.