Expansión más allá del continente

Al final de la década de 1800, los Estados Unidos traspasó el continente anexo a las Islas del Pacífico de Hawái, otros territorios en el Pacífico sur como las Filipinas y Guam, y la isla caribeña de Puerto Rico. Todas estas islas estaban en ubicaciones estratégicas de importancia comercial y militar para los Estados Unidos. La inclusión de estos pueblos hizo que el carácter racial y religioso de esta nación fuese aún más diverso.

De la nación hawaiana a un estado estadounidense

De la nación hawaiana a un estado estadounidense

Con las tierras hawaianas “descubiertas” por el capitán inglés James Cook en 1778, los comerciantes occidentales, los misioneros, los exploradores y los cazadores de ballenas pronto llegaron con sus propios objetivos. Drásticamente transformaron las costumbres nativas hawaianas en las Islas. En 1959, Hawái se convirtió en un estado estadounidense.

Interés estadounidense en Hawái

Con la llegada de los occidentales y el establecimiento de las plantaciones de azúcar y piña de propiedad, principalmente, de estadounidenses blancos, los isleños hawaianos pasaron de un estilo de vida de mera subsistencia a una economía monetaria. Miles de trabajadores asiáticos mal pagados fueron reclutados para trabajar en los campos.

En 1893, los líderes comerciales estadounidenses derrocaron a la Reina Liliuokalani. A pesar de las protestas de los hawaianos nativos, los Estados Unidos anexó a Hawái a su territorio en 1898.

Cuchillo de corte de piña, década de 1900

Plantación de piñas, alrededor de 1915

Arpón, década de 1800

Ballenas en Isla de Hawái, 1833
 

Para encontrar nuestra próxima parada, mire detrás suyo en el otro extremo de la galería y encuentre la etiqueta con la leyenda Lugares de negociación [Places of Negotiation]