Un continente debilitado, 1492–1776

Esta fue una era de imperios. Los grandes poderes europeos competían por riqueza, territorio e influencia mundial. Dicha competencia trajo cientos de miles de europeos y africanos al continente norteamericano, donde los pueblos nativos habían vivido durante milenios.

Lo que sucedió luego fue un profundo debilitamiento de sociedades largamente establecidas. La población del continente declinó en este periodo, a medida que las enfermedades barrían con las poblaciones nativas que carecían de inmunidad. Más allá de esta tragedia habría nuevos conflictos, nuevas formas de libertad, nuevas formas de esclavitud y nuevos modos de vivir juntos.
 

La siguiente parada de nuestro recorrido está detrás suyo.

Nuevo México español

Nuevo México español

Los conquistadores españoles se trasladaron hacia el norte del Río Grande en 1598 con la esperanza de encontrar oro y plata. En su lugar, encontraron pueblos modestos donde los pobladores nativos vivían en casas de adobe y practicaban la agricultura de irrigación. España decidió fundar una colonia en Santa Fe para convertir a los indígenas al catolicismo y para mantener los poderes europeos fuera de la región. Tewa, Zuni, Hopi, y otros grupos se unieron para desarrollar una identidad nueva como la "gente de Pueblo". A pesar de que muchos adoptaron el español como segunda lengua, juntos resistieron las demandas de trabajo de los españoles y defendieron sus prácticas religiosas tradicionales.

Pueblo de Taos, 1880

Cerámica Hawikuh

Cerámica Hawikuh

Candelabro, saleros, tazones para sopa, y el tradicional tazón Zuni, antes de 1680

Los artesanos Pueblo, obligados a trabajar en misiones españolas, usaban sus materiales y técnicas tradicionales para hacer objetos europeos como candelabros y tazones para sopa.


Siga por este pasillo hasta el exhibidor al final.

Carolina del Sur británica

Carolina del Sur británica

A finales de la década de 1600, los británicos establecieron un sistema de plantación en Carolina del Sur, dedicado a la producción de un solo cultivo comercial para exportación. Las plantaciones de arroz de la colonia ofrecían ganancias significativas para unos pocos pero dependían de la fuerza laboral de muchos.

Los  indígenas esclavizados fueron parte de la fuerza laboral inicial, pero los británicos rápidamente comenzaron a importar trabajadores africanos forzados. A principios de 1700, Carolina del Sur tenía una mayoría de africanos y una minoría de europeos. Los africanos del oeste traían sus conocimientos y creencias y crearon un nuevo idioma y cultura en América.

“Cultivo de arroz en el Río Ogeechee” 1867

Cultura del arroz

El cultivo del arroz fue una invención multicultural. Combinaba el conocimiento cada vez mayor que los africanos del oeste tenían sobre el arroz con las prácticas británicas de experimentación agrícola. El trabajo de los africanos esclavizados garantizó el éxito económico de Carolina.

Los implementos de la producción de arroz incluían un mortero y una maja para la molienda para retirar la cáscara del grano. Al igual que en las regiones productoras de arroz de África Occidental, la mayor parte del procesamiento era parte del trabajo femenino.

Mujer usando mortero y maja, 1915

Mortero

 

La próxima parada en nuestro recorrido queda a la vuelta de la esquina hacia su izquierda.