Bloques

Los bloques son uno de los juguetes más perdurables de la infancia y las icónicas construcciones estadounidenses inspiraron estos materiales. Los investigadores de juegos llaman a los bloques juguetes “inconclusos”, debido a que se pueden utilizan de muchas y distintas maneras. Jugar con estos tipos de juguetes permite a los niños utilizar su imaginación, dado que crean una amplia variedad de estructuras. El juego de bloques también puede ayudar a los niños a desarrollar perseverancia y capacidades de resolver problemas importantes, dado que entienden cómo reunir los elementos para lograr sus metas.

Infantes

Los bebés exploran los bloques utilizando las manos y la boca. Esta exploración es un primer paso importante, dado que comienzan a aprender acerca de materiales y objetos. A medida que los bebés puedan sentarse, ¡comenzarán a apilar bloques y luego los derribarán!

Niños pequeños

Los niños pequeños desarrollan sus capacidades motrices y el armado de bloques es una excelente forma para fomentar esto. Dejar que jueguen con una variedad de tamaños, tipos y formas de bloques les ayuda a practicar estas capacidades. Los niños pequeños también están comenzando a armar estructuras más complejas, pero aún disfrutan de armar estructuras altas y verlas caer a medida que exploran la causa y el efecto

Preescolares

Durante los años de la etapa preescolar los niños a menudo utilizan su imaginación al armar con bloques. Desde casas y castillos para muñecas hasta establos y zoológicos para animales, los bloques se convierten en una forma de mejorar su juego de simulación. Los bloques grandes que se pueden usar para construir espacios lo suficientemente grandes para meterse entre ellos y jugar son divertidos también a esta edad.