Mis miedos durante la pandemia

Buen dia. Mi nombre es Suyapa. Yo soy originaria de honduras y he vivido una gran parte de mi vida en carolina del norte.

Desde hace 8 años trabajo en una planta procesadora de carne a la cual le he dedicado mi vida pues gracias a ese trabajo he sacado adelante a mi familia. El trabajo dentro de ahí es muy difícil pero me he acostumbrado a sacarlo adelante,ahí conocí a una de mis mejores amigas y por eso disfruto mucho ir a trabajar.

Todo indicaba que sería un año muy productivo hasta que empezaron los rumores de que existía un virus que venía de otro lugar. Yo me empecé a informar en las redes sociales qué era lo que pasaba y en lugar de mejorar la claridad de todo mas me confundia pues no tenía ni la mas minima idea de lo difícil que seria todo mas adelante, pensé que solo seria un mes y todo volvería a la normalidad pero no fue así pasaron los meses y todo iba peor, en lugar de mejorar todo empeoraba. Las condiciones dentro del trabajo cada día se volvían más confusas pues yo veía que no hacían nada para protegernos y como trabajadores esenciales no podíamos pensar en quedarnos en casa,no me quedó otra opción más que seguir trabajando aunque el miedo cada dia mas crecia en mi,estaba confundida pues era la noticia en el trabajo pero a la vez veía que todo seguía. igual no había ningún tipo de protección para nosotros pensé que entonces no era tan grave.

Mis companeras de trabajo empezaron a sentirse mal y fue cuando pensé en que esto sería peor si no nos cuidaban y así fue una a una fueron contagiándose y pues como yo había estado en contacto directo con ellas me descansaron a mi tambien. Me fui a realizar la prueba con miedo porque decían que dolía pero tuve que ir porque era peor para mi estar pensando que quizá lo tenia,me arme de valor fui y gracias a Dios sali negativa.

Era mucho el miedo pues yo no quería que a mi familia le pasara nada y luego pensaba si me salgo de trabajar de qué vamos a vivir? Por eso segui echandole ganas y pidiéndole a Dios que nada malo le pasara a mis hijos.

Los días pasaron la cuarentena se acabó y regrese a trabajar y pues ahora si nos estaban checando la temperatura y dándonos mascarillas pero pues adentro todo seguía igual seguiamos trabajando hombro con hombro pero no nos quedaba otro opción mas que pedirle a Dios que nos protegiera,el era el único que nos podía ayudar en ese momento.

Ya han pasado varios meses desde que inicio todo y pues aquí sigo con el miedo pero no me canso de orar y se que Dios tiene el control de todo.

La oración es muy efectiva en estos momentos de aflicción. Yo no dejo de usar mi mascarilla y de usar mi gel desinfectante cada vez que lo veo pienso y digo como ahora es muy necesario usarlo antes ni por la mente
me pasaba comprar uno y ahora salgo a la calle y no me puede faltar en mi bolsa si no no me siento agusto.

No queda más remedio mas que seguir trabajando y sacando la producción diaria,tenemos que aprender a vivir con esta pandemia,veo en un futuro todo y creo que esto se quedará para siempre,tengo miedo y no confío en la vacuna, me da miedo vacunarme y que tenga una reacción mala en mi cuerpo es mucho el miedo que siento, alomejor es porque no nos han explicado bien lo que es la vacuna.

This story is part of a Agricultural Workers collection.